alt1
alt1
 

 

alt1 alt1 alt1
alt1
alt1

Los Carlistas Ante la Situación Política de Navarra

Dos cosas quiero decir sobre la situación política en Na­varra; la 1ª partiría desde las elecciones de mayo del 2007; entonces, el Comité Regional del PSN, después de todo lo que había tenido que oír de boca de UPN, decidlo formar Gobierno de coalición con NaBai e IU, por una mayoría de mas del 96%. PERO, en Madrid les dijeron que de eso nada, que en Navarra, debía seguir gobernando UPN. Comité Regional frente a Comité central del PSOE en Madrid. En las generales de marzo de este ano 2008, UPN respaldaba la candidatura del PP en Navarra con el lema "Tu voz en Madrid"; pero parece ser que era así, y que la (mica boca que recordaba a sus Señorías del Congreso la existencia de Navarra, era la de Uxue Barcos (NaBai).

Con eso y con la excusa de que de la mana del PP Navarra no se iba a ver favorecida en 105 presupuestos generales del Estado para el 2009, UPN escenificó la ruptura del pacto que durante 17 años le había tenido unido al PP. De esta manera, y en una semana, Miguel Sanz, Presidente de UPN y del Gobierno de Navarra, paso de criticar al PNV por su poca "visión del Estado" y de mercadear en Madrid mejoras para Euskadi a cambio de votos, a hacer 10 mismo que el PNV. Y el consejero económico, Sr Miranda, también en una semana, paso de decir que los presupuestos generales eran malos para Navarra, que es lo que decía el PP en Madrid, a decir que eran aceptables; dicho sea de paso, pasar de tener un superávit de 36 millones de Euros el ano pasado a prever un déficit de 450 millones de Euros para el año que viene, dice muy poco a favor del Consejero, de su Presidente, y de su Partido en el Gobierno foral, UPN; además eliminan el impuesto sobre el patrimonio (unos 53 millones) que afecta a los 3.000 navarros que mas tienen y que mas disfrutan del empleo que se da a los impuestos que pagamos todos los navarros; y de esto también tiene la culpa Madrid iclaro!.

Pues bien, ahora Miguel Sanz reclama el "blindaje" de Navarra frente a otros, tan navarros como el, que tienen una concepción de Navarra más amplia y abierta a otras posibilidades que la suya: autonomía uniprovincial.

Ante esto, los carlistas nos unimos a la jota y decimos que Navarra no es ni provincia ni región; Navarra es un continente. Con esto entiendo y quiero decir que los navarros ya somos adultos para que nadie nos venga a decir desde Madrid, o desde donde sea, lo que nos conviene, o lo que tenemos que hacer o decir, o para encerrarnos en una idea y negarnos al diálogo con las otras ideas con las que convivimos y las personas que las sustentan. Incluso, desde el punto de vista físico, se puede decir que Navarra tiene un recorrido histórico mas largo en el tiempo como independiente que unida alas otras Españas.

Los Carlistas somos autogestionarios y queremos que Navarra tenga voz propia, la de los propios navarros, tanto aquí en nuestra propia casa, como en la relación con las otras Españas, como en la relación con Europa

Y también en la relación con el resto del Mundo en una nueva ONU mas democrática. Ni provincia ni región; Navarra es un continente, como la jota dice. El otro tema que nos toca es el de la "memoria histórica", impulsada por una ley mediocre vías ganas de atraer la atención sobre su persona de un juez que, dicho sea de paso, ha puesto de relieve algunos aspectos y hechos penosos de un pasado que a todos nos hubiese gustado que no hubiese sucedido. Hay quienes tomando pie en ese auto "causa general contra el franquismo" lo han considerado como el toque de salida de la apertura gen­eral de la veda; y no es eso, y menos aún abierta por el juez que, según se ha visto carecía de autoridad para ello.

Yo creo que la mayoría, afortunadamente, no lo ha tomado así. Nos afecta el tema porque creemos que es una memo­ria histórica selectiva, sesgada, coja, porque sentimos que tendríamos algo que decir al respecto, y nos están Ignorando. Somos parte Interesada en lo que pasó pero no en todo lo que pasó ni en como pasó; estuvimos juntos, nos revolvieron, y nos apartaron fuego. Al entusiasmo inicial por la defensa de nuestros ideales, sucedió enseguida el desencanto por la gestión y desarrollo de lo que fue una victoria militar a favor de una minoría, y por el comportamiento inadecuado de los que debieron ser modelo y ejemplo de conducta.

Esto trajo la retirada de la mayoría de los carlistas a sus casas, lo que favoreció la gestión partida ria V ajena a nosotros del poder y que podamos aparecer como fácil (cabeza de turco) de unos hechos reprobables. Y por todo esto no han contado con nosotros para aclararlos y poner a cada uno en sus sitio, lo cual no es muy honesto, precisamente. Hemos hecho nuestra contribución pública "como sabéis, un escrito publicado por Diario de Noticias, aunque algo cepillado, y firmado por representantes de las 5 Merindades y que han tenido algún eco exculpatorio hacia nosotros, porque somos muy distintos de aquellos "carlistones del 36".

Nosotros somos diferentes y las circunstancias también lo son, afortunadamente; pero los carlistas sabemos de donde venimos, y somos agradecidos; nosotros estamos aquí porque nos seguimos reconociendo continuadores de aquellos que hace 175 años se levantaron para defender un estilo de vida más comunitario, en defensa del común, para que todos tuvieses alguna oportunidad de vivir y formar una familia mas humana; en defensa de una "Sociedad de uso, y no de consumo", diríamos hoy, mas respetuosa con los ritmos de la naturaleza en relación con la cual la conducta del liberal-capitalista se puede decir que es la del que dice "después de mi el diluvio", la nuestra, la de 105 Carlistas, seria la de 105 que dicen "después de nosotros nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos".

En ese solar seguimos, si bien la distribución Interna de la casa, y hasta parte de la fachada, tal vez, ha variado porque las circunstancias y nosotros con ellas han cambiado. No somos autocomplacientes con nuestro pasado, sino críticos, pero no renegamos de el.

Los Carlistas hemos sido parte Importante en la formación de la historia de España durante mas de un siglo (hasta 1940, diría yo) y si queremos seguir siéndolo no podemos quedarnos en casa. Los Carlistas somos autogestionarios, y eso quiere decir que tenemos que arrimar el hombro allí donde se desenvuelve nuestra vida diaria para que se nos vea y reconozca; solo así recuperaremos nuestro sitio en la historia y el respeto que se nos debe.

Así pues, ánimo y a participar en la construcción de una sociedad humana, autogestionarla, en nuestro trabajo, en nuestro municipio, y en nuestro propio partido.

Como diría nuestro antecesor en el cargo, el compañero José Ángel AURRERA!

Jesús Mari Aragón.

 

 
 

© PARTIDO CARLISTA DE EUSKAL HERRIA -E.K.A. EUSKAL HERRIKO KARLISTA ALDERDIA